¿Eliminar la papada sin cirugía? ¡Sí, con Hidrolipoclasia!

Aunque pueda parecer banal, para muchas personas resulta traumático poseer una zona muy visible del rostro con demasiada grasa. En efecto, hablamos de la papada (grasa en el mentón). Las causas pueden ser varias (la edad, el sobrepeso, la genética…), pero las posibles consecuencias, las mismas: malestar con nosotros mismos.

Tratamientos actuales para la grasa del mentón

Para tratar el exceso de papada en el mercado estético actual disponemos de miles de cremas y de tratamientos destinados a disimularla o eliminarla. No obstante, suelen necesitar de mucho tiempo para que sean efectivas; lo cual, se traduce en mayores gastos.

En Sants Institut, sin embargo, apostamos muy fuerte por un único tratamiento: la Hidrolipoclasia. Esta intervención se realiza sin cirugía y elimina la grasa del mentón prácticamente al instante y de forma definitiva.

¿Cómo funciona la HIdrolipoclasia en el mentón?

La papada, o la grasa del mentón, es una capa sebácea la cual se conforma debajo de la piel que cuelga de la barbilla formando un pliegue. Eliminar la grasa de esa zona localizada de nuestro cuerpo es la misión de la Hidrolipoclasia, mediante la aplicación de ultrasonidos o láser (según prescripción médica), con el fin de destruir las células grasas.  

Es un proceso muy sencillo y prácticamente indoloro que al realizarse sin cirugía no precisa de hospitalización o baja posterior al tratamiento. No obstante, sí que después de la Hidrolipoclasia se recomienda completarla con masajes de drenaje linfático para facilitar la eliminación de la grasa.

En Sants Institut estudiamos tu caso

Gratuitamente y sin ningún tipo de compromiso asociado al presupuesto.

Si deseas averiguar si la Hidrolipoclasia es el tratamiento ideal para tratarlo, solicita tu primera cita gratuita haciendo clic aquí.

¡La belleza, al alcance de todos!

¿La grasa es necesaria?

Antes de andar con preámbulos vamos a responder a la pregunta que lleva por título este post: SÍ. La grasa es un elemento indispensable de nuestro cuerpo, como también lo son los músculos o la propia piel.  

La mayor parte de la información que podamos encontrar alude a la importancia de eliminar las grasas de nuestro cuerpo pero, ¿acaso no es tan peligroso el exceso como la falta? En términos de salud, por supuesto.

Principales tareas que cumple la grasa en nuestro organismo:

  • Las capas sebáceas en forma de depósitos ayudan a proteger algunos de nuestros órganos más vitales, como el corazón, el hígado o los riñones.
  • Las calorías extras que consumimos, pero que no necesitamos usar inmediatamente, se almacenan en forma de energía para un uso futuro.
  • Los ácidos grasos esenciales son vitales para el correcto desarrollo de las funciones celulares y, además, no pueden ser producidas mediante otros procesos de nuestro cuerpo.
  • El adecuado funcionamiento de los nervios se da, en parte, gracias a la actuación de la mielina, un material graso que envuelve las células nerviosas para que estas puedan emitir descargas eléctricas. De hecho, nuestros cerebros contienen grandes cantidades de todo tipo de grasas esenciales, como esta.
  • Mantener la piel sana.
  • Transportar vitaminas liposolubles, A, D, E y K, hasta donde se necesiten.

¿Podemos eliminarlas de nuestra vida?

La respuesta es NO. Prácticamente, cualquier alimento natural contiene algo de grasa, por mínimo que sea su porcentaje. Indistintamente, ya se trate de plantas como de animales, ambos reinos se sirven de las grasas como medio más económico para el almacenaje de energía.

Las distintas funciones que desempeñan las grasas en un organismo animal o vegetal son necesarias para que se produzca un pleno crecimiento y desarrollo. La grasa destaca, sobre todo, porque cuando existe una escasez de suministro de alimentos (o de luz solar en las plantas), esta permite alargar las condiciones de vida.

Consumir grasas, pero moderadamente

Como con la mayoría de ocasiones, demasiado es mucho y casi nada muy poco; la moderación es la clave para una buena salud. Lograr el equilibrio perfecto es la utopía de cualquier vida, pero acercarse no es imposible.

Realizar ejercicio frecuentemente y seguir las pautas de una dieta saludable, que incluya alimentos que contengan diferentes tipos de grasas beneficiosas para la salud, es el mejor camino para ese acercamiento a la moderación.

¿Queréis saber más? ¡Solicitad asesoramiento!

Si estáis interesados en conocer más acerca de cómo llevar una dieta saludable, sólo tenéis que poneros en contacto con nosotros, haciendo clic aquí.

Y si lo que deseáis es eliminar la grasa localizada de una zona de vuestro cuerpo que no se elimina ni con ejercicio físico, os recomendamos conocer la Hidrolipoclasia (¡Tratamiento sin cirugía!).

¡Solicitad vuestra 1ª visita gratuita y sin compromiso!

¿Qué tipo de ejercicio se recomida tras la Hidrolipoclasia?

Como ya hemos comentado anteriormente en otros posts, la Hidrolipoclasia es un tratamiento destinado a reducir el volumen de zonas localizadas, eliminando la grasa, pero no necesariamente el peso. Obviamente, perder bastante volumen de una zona conflictiva de nuestro cuerpo en una sola sesión como lo hace la Hidrolipoclasia motiva muchísimo si uno de nuestros objetivos es la pérdida de peso. 

La combinación perfecta es instaurarse unos patrones saludables para llevarlos a cabo en nuestro día a día una vez nos hayamos realizado el tratamiento. El ejercicio físico, practicado de manera regular, debe ser uno de los hábitos que reforcemos ya que aporta millones de beneficios y ningún perjuicio (practicado de forma responsable).  

Los tipos de ejercicios que funcionan mejor para perder peso 

Existen múltiples actividades físicas diferentes y efectivas para lograr una bajada de peso coherente y que, además, poco a poco nos ayude a ir modelando y definiendo nuestro cuerpo. A continuación, te presentamos las mejores (las más sanas y económicas): 

  • Nadar. Calorías a quemar previstas: 650 Kcal/hora. 

Nadar es, por excelencia, uno de las actividades más agradecidas para quemar grasa; sobre todo, en verano. Es un ejercicio complementario tras realizar una Hidrolipoclasia siempre y cuando hayamos pasado el tiempo de  descanso apropiado.  

Es un deporte que necesita muy pocos recursos y que puedes practicar tanto en una piscina cerrada como al aire libre, en el mar. En apariencia, es una actividad que no implica mayor esfuerzo, pero quema cientos de calorías y sin tener que sudar. 

  • Step. Calorías a quemar previstas: 800 Kcal/hora. 

El step es un tipo de ejercicio que se concentra, principalmente, en las piernas, en las caderas y en los glúteos; zonas que siempre son objeto de tonificación. Constituye una gran fuente de trabajo aeróbico que, con tan solo practicarlo media hora al día, ofrece resultados a los 20 días. 

  • Ir en bicicleta. Calorías a quemar previstas: 550 Kcal/hora. 

No importa si por ir en bicicleta entendemos ir a unas clases de spinning o salir los domingos a hacer una ruta con ella… Incluso, ambas opciones son complementarias y no excluyentes. El hecho es que, sea como sea, manejar una bicicleta es una de las mejores prácticas cardiovasculares, además de ser súper divertida (consumida en cualquier formato de los mencionados). 

  • Practicar sexo. Calorías a quemar previstas: 300 Kcal/hora. 

Estamos acostumbrados, desde hace unos años, a leer en miles de publicaciones la típica frase «numerosos estudios demuestran», para otorgar mayor seriedad al tema. Pues bien, en este sentido, el sexo es una forma excelente de practicar ejercicio que no necesita ser acreditado por muchos estudios, ¿no creéis? Eso sí, ¡sexo responsable equivale a deporte saludable! 

¡Solicitad información personalizada! 

Pero si necesitáis saber con mayor profundidad sobre otros métodos para eliminar la grasa o bajar de peso de forma efectiva, complementariamente al ejercicio físico, haced clic aquí. Y si lo que queréis es eliminar grasa localizada de aquellos lugares que parecen resistirse a la dieta, incluso, al ejercicio físico, haced clic aquí. 

En Sants Institut, los tratamientos médicoestéticos se adaptan a cada cliente (¡y no al revés!). 

¿Hidrolipoclasia o Mesoterapia?

Tanto la Hidrolipoclasia como la Mesoterapia son Tratamientos no invasivos que ofrecen resultados contra la grasa localizada y la celulitis de brazos, abdomen, muslos o espalda, por ejemplo. Pero, entonces, ¿en qué se diferencian? ¿O son tratamientos idénticos?

Primero, los parecidos

La mayor similitud entre ambos tratamientos es que comparten el mismo objetivo: eliminar la celulitis y la grasa localizada. Por otro lado, también se asemejan, en gran parte, en la metodología; puesto que se basan en inyecciones bajo la dermis, las cuales administran un compuesto específico en la zona a tratar.

La misión del compuesto que se administra, en ambos tratamientos, es la de descomponer las células de grasa con el fin de facilitar su desaparición. Al dividir el tejido adiposo, la disolución de la grasa es mucho más rápida y eficaz. Sin embargo, la forma en la que se descomponen las células grasas es diferente, dependiendo de si lo hacemos a través de la Mesoterapia o de la Hidrolipoclasia…. ¿Por qué?

Ahora, las diferencias entre Hidrolipoclasia y Mesoterapia

Lo cierto es que es sobre todo el final lo que marca realmente la diferencia. Mientras que la Mesoterapia termina igual que empieza, con las microinyecciones, la Hidrolipoclasia cierra el tratamiento con ondas ultrasónicas o láser (según recomendación médica) inyecciones. La grasa eliminada por la Mesoterapia se eliminará en forma de orina o de sudor.

Por otra parte, el contenido de las inyecciones es diferente en cada tratamiento. La solución de la Hidrolipoclasia está formada por un líquido hiposmótico; la de la Mesoterapia, por un líquido que contiene aminoácidos y/o vitaminas.

La elección del mejor tratamiento

Aunque la última decisión, sobre cuál de los dos tratamientos es más adecuado, la tiene quien está dispuesto a realizárselo, es imprescindible un asesoramiento profesional previo. Ambos tratamientos médico-estéticos tienen notables ventajas, respecto a las intervenciones quirúrgicas: no dejan cicatrices, ni requieren de baja laboral ni hospitalización. Pero hay muchos otros aspectos a tener en cuenta.

El equipo médico de Sants Institut siempre vela por las necesidades personales de sus pacientes, a la par que por su salud. Os animamos a que contactéis con nosotros para solicitar la orientación médica que estabais esperando; la 1ª visita es totalmente gratuita y sin compromiso.

¿Cómo valorar los resultados de una Hidrolipoclasia?

En Sants Institut hemos realizado, a día de hoy, más de  13.000 tratamientos de Hidrolipoclasia, desde que lo implantamos en nuestros Centros Médicos. Agradecemos a todos nuestros pacientes haber confiado, desde un principio, en nosotros; incluso, habernos recomendado. A todos ellos, ¡mil gracias!

El éxito de esta técnica radica en la relación «resultado-coste-esfuerzo»: los resultados son, prácticamente, inmediatos, sin necesidad de cirugía ni de una ardua recuperación. Además, el precio es mucho más asequible que una liposucción, por ejemplo.

Pero, ¿qué esperar de una Hidrolipoclasia?

Una Hidrolipoclasia está indicada para tratar la grasa localizada de determinadas zonas del cuerpo como, por ejemplo, cartucheras, muslos, abdomen, antebrazo, cuello, pectoral, mentón o rodillas; donde ha demostrado resultados excelentes.

Cuando hablamos de «resultados excelentes» nos referimos a que, efectivamente, se garantiza la eliminación de la grasa en la zona tratada; ya que, como hemos mencionado antes, se trata de grasa «localizada» y no «generalizada».

Disfrutar de los resultados

Para poder realizar una valoración objetiva de los resultados de una Hidrolipoclasia, debemos tener presente y resueltas cuestiones como qué es el tratamiento, cuál es su objetivo y cómo va a incidir en un cuerpo determinado.

Las indicaciones más importantes después de una Hidrolipoclasia

Obviamente, seguir las indicaciones del post-tratamiento ofrecidas por el profesional que realice la Hidrolipoclasia es fundamental para valorar el resultado final del tratamiento. A continuación, enumeramos las principales y más importantes:

Cumplir con los tiempos de la venda compresiva, puesto que nos ayudará a remodelar la posible piel flácida que pueda quedar.

No llevar ropa ajusta durante los primeros meses. Si nos ponemos pantalones ajustados, por ejemplo, y nos hemos tratado los flancos, estaremos ejerciendo demasiada presión y definiendo, negativamente, la zona que hemos tratado; lo cual dará lugar al indeseable «michelín».

Reposar los dos días posteriores al tratamiento; no necesariamente debemos estar en posición horizontal, pero sí respetar un tiempo prudencial para no dañar excesivamente el músculo y forzar la rotura del vendaje. Se trata de no desarrollar actividades que impliquen grandes esfuerzos o ejercicio de alta intensidad.

Valorar si es necesario un post-tratamiento basado en Radiofrecuencia, con el fin de tonificar o redefinir la piel flácida restante, si fuera el caso.

Ahora que ya tenéis las herramientas para un criterio bien objetivo, ¿cuál es tu opinión o experiencia con la Hidrolipoclasia? Y, por supuesto, como siempre, si necesitáis un asesoramiento personalizado y queréis acudir a una primera visita gratuita en Sants Institut, ¡sólo tenéis que contactarnos!

Hidrolipoclasia: ¿verano VS faja?

La liposucción es uno de los tratamientos de Cirugía Estética más conocidos; pero, desde hace algunos años, está siendo desbancado por un tratamiento mucho más seguro y efectivo.

Como muchos sabréis, hablamos de la Hidrolipoclasia. Es un tratamiento indicado para eliminar la grasa localizada sin cirugía y por tanto, sin necesidad de pedir la baja laboral. No obstante, existe un protocolo a seguir en la recuperación que, aunque sea mucho más liviano, debe respetarse: en este sentido, el uso de la venda compresiva (faja) es fundamental.

«¿Pero la faja se puede llevar en verano?»

¡Por supuesto! La Hidrolipoclasia es un tratamiento apto para ser efectuado en cualquier época del año, incluido el verano. De hecho, aprovechar las ventajas de las vacaciones para poder descansar es muy recomendable.

Aunque la Hidrolipoclasia es un tratamiento muy seguro y poco invasivo, no deja de intervenir en el estado del cuerpo. Y es en este punto donde interviene la venda compresiva: sujeta la piel y evita la flacidez de la zona.

Pero no hay de lo que preocuparse. La faja pasa desapercibida bajo la ropa y el material con el que se hacen es súper muy cómodo, ligero y no pica. En término generales, la faja debe llevarse durante dos semanas, si el médico no indica lo contrario.

«¿Sirve cualquier faja?»

No. La faja que se debe utilizar es la que se te proporciona en el Centro Médico después de realizarla, ya que es una prenda profesional adecuada a las necesidades de cada paciente. En Sants Institut la faja siempre viene incluida dentro del tratamiento, por lo que no hay necesidad de preocuparse de conseguirla en otro lugar. Nuestros especialistas toman las medidas necesarias para hacerla efectiva y se entrega antes de acabar la intervención.

Si necesitas aclarar cualquier punto de este post o tienes alguna duda o pregunta respecto a la Hidrolipoclasia, en general, contacta con nosotros. Y si lo tienes claro, no lo dudes; solicita tu primera visita gratuita y sin compromiso.

¡Tu salud y bienestar son nuestra prioridad!

Elimina el bra-roll con la Hidrolipoclasia

Seguro que para muchas personas la palabra bra-roll no significa mucho, por no decir nada. En cambio, en la práctica, para más de una supondría un motivo de complejo, pues es un término que va en la misma línea que michelín, cartuchera o chicha. Hablamos del exceso de grasa que rodea la zona del sujetador, zona muy visible en esta época del año.

¿Por qué aparece el bra-roll?

El envejecimiento en general, y el de la piel en particular, suele ser una de las causas principales del desarrollo de este tipo de grasa localizada en el dorsal, tanto de mujeres como de hombres. Otras causas para que se genere o se fomente son el sedentarismo y las dietas desequilibradas.

¿Cómo eliminar el rollito de grasa de la espalda?

El mayor problema al que nos enfrentamos, si nos frustra ese rollito de grasa de la espalda, es que no se puede eliminar tan fácilmente como nos gustaría. Sin embargo, no hay motivo para alarmarnos y la razón es sencilla: existe la Hidrolipoclasia.

Este tratamiento médico-estético es apto para todo tipo de personas que necesitan eliminarlo de forma eficaz y definitiva; actuando justo donde se acumula esa grasa tan complicada, sin repercutir en ninguna otra zona. Grosso modo, sería como una Liposucción, pero sin cirugía; por lo tanto, un tratamiento mucho más económico, rápido e indoloro.

¿Qué ocurre después de una Hidrolipoclasia?

La recuperación es perfectamente compatible con casi todas las actividades de la vida diaria de cualquier persona. Después de la Hidrolipoclasia, únicamente deberá utilizarse una prenda compresiva para ayudar a la piel a restablecerse y acudir a las sesiones posteriores de drenaje linfático.

En Sants Institut te asesoraremos encantados sobre todo lo que necesites saber. Así que, si necesitas ampliar cualquier tipo de información sobre la Hidrolipoclasia, haz clic aquí y pide tu primera cita con nuestros expertos, totalmente gratuita y sin ningún compromiso.